En busca del frailecillo, Islandia

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buenas, como va ese fin de semana, como tengo un rato libre os voy a compartir unas cuantas más fotografías de mi paso por Islandia. Primero vamos hablar del mítico ave que cría en Islandia, Noruega, Groenlandia… Vamos por la zona norte del Atlántico.

Como podéis ver en la foto es un ave con un contraste de colores realmente llamativos, podemos decir que va con traje y tiene un pico que contrasta con el traje.

Otras de las curiosidades es que se cría en acantilados y de ahí su complejidad de encontrarte con uno cara a cara 🙂 Podemos decir, o bueno eso fue la sensación que me lleve con la gente que estaba en Islandia de turismo como yo, que ver un frailecillo de cerca, es como una geisha en Kioto, sabes que están pero es realmente difícil verlas de cerca.

Y tuve la suerte de tener uno cerca y también tuve la tremenda suerte de contar con un teleobjetivo que me dejaron para hacerme la boca agua sacando unas fotografías, que parece que no las he sacado yo, y eso es bueno jaja. Además, el frailecillo se sentía a gusto, se giraba, abría el pico, el en su salsa, digamos que podría haber echado la lotería, me tocaba fijo.

Pero me falta decir un gran detalle, después, se vino la pareja, a posar también! Esto fue en una zona de vistas en la playa de Vík una playa impresionante, de arena negra, donde el mar entraba con fuerza.

Dyrhólaey
Dyrhólaey al lado opouesto

Dyrhólaey y los Reynisdrangur o trolls de piedra es lo que veis en la anterior fotografía a la derecha, esas formaciones rocosas, obras de arte realizadas por la naturaleza, justo en esa parte de la playa, tengo más fotografías 🙂 El acantilado enfrente a esas formaciones rocosas, están una de la partes más fotografiadas de Islandia, donde las columnas de basalto suben por toda esa colina, impresionante y bonito de disfrutar, eso sí, espera que haya muchos turistas sacándose fotos.

En contra las vistas del mar, esta era la estampa, 360º de pura naturaleza. Y ahora vamos con unas fotografías sacadas en esa parte de la playa que os dije, y sí no tengo ninguna de las columnas de basalto, ¿Por qué? Pues la razón es sencilla, demasiado turista y sacar algo por sacar pues no, prefiero quedarme con el recuerdo 🙂

En cambio, me encanto mirar el horizonte de la playa el mar rompía fuerte y a su vez una niebla, muy baja a nivel del mar producía lo que veis a continuación, la única modificación de las fotografías a sido encuadre y ponerlas en blanco y negro.

Eso sí os dejo sin ver las columnas de basalto y los trolls de piedra de cerca (siempre me preguntaré porqué le llaman trolls) espero que no os parezca mal 😛 Después de esto cerca del pueblo de Vík, nos esperaba una ruta en coche hasta el mejor sitio donde se podía descansar, una ruta de 1 hora por carretera de montaña y entre montañas, como la siguiente fotografía.

Donde los desiertos de los glaciares asomaban entre los valles, teníamos que parar a cada rato, las vistas eran impresionantes. Adiós red móvil, no te quedaba otra jaja, desconexión total para conectar contigo mismo, y pasar una aventura única.

La furgoneta en la que fuimos, aguantó lo que no estaba escrito, en serio, menuda paliza llevó, 2000km en 2 semanas y por algunas “carreteras” donde un SUV que están tan de moda ahora no aguantaría ni 20 minutos de ruta jaja Toyota Hace 4×4 siempre la recordaré, si algún día se me da por comprar una, será esa! Después de esta anécdota el lugar donde pasaríamos la noche.

Un valle, unas casetas de madera, tranquilidad máxima y espectacular! Pero lo mejor, donde íbamos a comer. Hacer una barbacoa en una pequeña cueva, de cuento verdad, pues fue así, una barbacoa nocturna para cenar, con unas velas que tenían dentro, épico! Y como conclusión, no suelo aparecer en las fotos ni videos, no es algo que me llame, pero lo siguiente merece la pena compartirlo, es por la mañana no se si las 6:30 o 7, me desperté, me pegue una ducha, que por cierto la ducha está en medio del camping, hacía fresquete para ir al aire. Al caso era por la mañana temprano, y quería grabar un poco el sitio para recordarlo siempre, aquí tenéis!

Sigue explorando

De visita por Milán la capital de la moda

Hace poco hice una escapada, como sabéis los que me conocéis y los que no, me gusta viajar, es algo que me hace desconectar de la vida diaria y de paso disfrutar de nuevas experiencias

Un poco de historia, los tipos móviles

Os voy a contar algo de historia que he estado leyendo y es curioso de conocer porque son los inicios de las artes gráficas como tal y la puerta al conocimiento de mucha gente, ya que esto ha sido la fuente de información de muchas culturas, los libros impresos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.