Como se hacía muy largo el post anterior, he decidido dividirlo en 2 partes y esta es la segunda. Comentaré más la ruta en sí, que me ha gustado y alguna cosa más.

La salida fue desde Vigo, como comentaba y el objetivo de llegada era Riaño, esta parte fue la más pesada, ya que fui por autopista un par de veces de Vigo a Ourense y de Ponferrada a León.

Barco de Valdeorras

Pero gracias a eso descubrí un pequeño pueblo llamado Barco de Valdeorras me encantó, con su paseo por la zona del río, si pasas por ahí, recomendable darte una vuelta.

Después más adelante, no tenía pensado parar, pero iba bien de tiempo y pensé ¿Por qué no? Las Médulas me paré en su mirador nada más, nunca estuve y la verdad me sorprendió sus vistas.

Las Médulas

Ir por León en plena ola de calor, se hace duro y si vas por autopista todo suma, después de bajar 5 kilos en líquidos jaja decidí ir por autopista por que el tramo por donde iba no había ninguna carretera que me llamase la atención.

Ponferrada

Llegué a Riaño me hizo ilusión llegar, nunca había ido tan “lejos” en moto, salí de mi zona de confort en moto 😀 Después el paisaje ayudaba a darle más puntos al momento.

Riaño

Al día siguiente empezaba digamos que la salsa del asunto, salir de Riaño y llegar a Posada de Valdeón donde plácidamente me tomé mi segundo café después del desayuno.

En este pueblo empieza la famosa a pie, Ruta del Cares que recomiendo sin dudarlo, buenas vistas y buenos desfiladeros.

Quizás la zona más divertida y de las más difíciles es ir dirección Potes por el Mirador del Corzo en el Puerto de San Glorio el cual todo motero que pasa por primera vez por ahí se suele sacar la foto encima del mismo, yo no lo hice… No sé parecía poco estable y no me hacía llevarme el recuerdo de la persona que se ha cargado el corzo de Picos de Europa jaja

Mirador del Corzo

Pero fuera bromas, bajando del Mirador del Corzo dirección Potes un motero que estaba de ruta con sus amigos tuvo un accidente, donde la ambulancia y la asistencia en helicóptero tardó más de una hora en atenderle.

He de admitir que me sentó mal, por él y por la situación, porque después pensaba en la cantidad de kilómetros que me quedaban, e ir con esa sensación de que podría haber sido yo, te hace sentir extraño e inseguro…

Llegué a Potes, paré, me relaje un poco tomando algo en el pueblo (estaba hasta los topes el pueblo) y con cabeza fría y con decisión, me puse en marcha… Objetivo ir hasta Panes para después pasar una visita rápida por Sotres si me daba tiempo.

Parada en Fuente Dé

Y con esta perspectiva, empezó la lluvia en Panes y la subida a Sotres iba a ser digamos que divertida, curvas… carreteras en un estado mejorable y lluvia, solo falta un OLÉ al final ¿no? 😀

Fui con calma, mucha calma, despacito y buena letra, pero me pasó la del novato, algo tenía que pasar, bajando de Sotres, me vino a la cabeza que tenía suelto el pulpo de la mochila trasera.

Me bajé, puse la pata, pero la ligera inclinación de la carretera, la lluvia y la grava, no hace buena mezcla, no. Y allí fue, se me calló la moto en mis narices jaja Lo mejor viene ahora… una pareja me ayudó a levantarla, y al intentar encenderla, no encendía.

Yo pensando ya que iba a quedarme allí y que no iba a poder seguir, estaba mal, más por no poder seguir, me daría una pena tremenda, después de varios intentos y dejarla que se desahogara, conseguí arrancarla y la felicidad plena vino a mi, me dio igual la lluvia, la grava, los baches… nada, era feliz y así llegué a Cangas de Onís.

Santuario en Covadonga

Visité la Santa Cueva de Covadonga, muy bonito todo, pero una cantidad de gente que ni Madrid, ni me pasé por los lagos, para otro momento. 

Y aquí pasé la noche en un albergue, muy agradable el dueño y la verdad que bien, menos por el que roncó toda la noche, a las 4AM me acostumbré y pude dormir bien jaja un par de horas.

Media ruta hecha de Picos de Europa faltaba bajar por la zona del Desfiladero de los Beyos hasta Riaño de nuevo… Me levanté temprano y allí la estaba la lluvía, más que nunca, plena ola de calor en España, pero allí llovía.

Pueblo Seco de camino a Grandas del Salime

Gracias al dueño del albergue que era motero también, me avisó de que con lluvia por donde iba a ir, habría desprendimientos… Mi cabeza era una mezcla de sensaciones, preguntándome ¿Que más me puedo encontrar?

Bueno pues las rocas por medio también estaban, para darle más salsa al asunto, con calma y buena letra llegué de nuevo a Riaño donde hacía un solazo impresionante!

Pequeño video con algunas escenas que grabé en el viaje.

Como decía antes, que más me puedo encontrar, ya no a modo de queja, sino como reto, me gustaba el reto de enfrentarme a la situación solo.

Pues para mi la zona más compleja fue el Puerto de Tarna, ya que llovía, la carretera tenía muchos baches y las curvas eran cerradas, la niebla muy densa y estaba a 1490 metros, más o menos, hacía fresco 😀

Presa en Pueblo Seco

Después como veis en el mapa, que puse en el anterior post, mi objetivo era dormir en Pola de Allande al día siguiente pasaría por Grandas de Salime, la presa es impresionante… Llegaría a Lugo, después Ourense y a casa por la N120, este último tramo entre Lugo y Ourense, poco llama la atención, mucha recta y pocas curvas.

Grandas del Salime

Podría comentar más del pequeño viaje, pero creo que con esto, es suficiente 😀 además espero que os anime hacer algo así, merece la pena y si lo haces solo, también lo merece, yo lo hice así.

Ya pensando en la siguiente… ¡Un saludo!


Diego Mondelo

Yo, nacido en Vigo, una gran ciudad, amante de la fotografía, cine, música... y un largo etc tengo este blog para expresar, mi opinión y compartir lo que me más me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.