Aquí estamos de nuevo, como comentamos en otros posts, sobre Gestión de Color que son los siguientes;

Estamos de nuevo hablando sobre algo que me encanta y que la cantidad de información sobre ello, es relativamente escasa, creo debido a la escasa importancia años atrás, ya que analógicamente… Esto no se tenía en cuenta,  ahora en el mundo digital, ha llegado otra era.

Digamos que todo lo que es la reproducción de color e incluso la captación del color, al tener tanta variabilidad hoy en día de soportes (papeles, pantallas…) y dispositivos (cámaras, escáneres…) donde reproducir o captar tus trabajos, es algo a tener en cuenta.

Si yo como dueño de una marca, quiero que mi identidad (un logo por ejemplo) quiero que salga igual, en un anuncio de una revista, que en los escaparates, que en una página web. Bueno, pues igual, exacto es imposible pero que sea lo más similar dentro de un rango aceptable para que no pierda, esa esencia que tú quieres, es posible.

Aquí entra en juego la gestión de color que comenté en otro post de los diversos proveedores, que lleven a cabo esos trabajos y sus márgenes de error.  Para no irme por las ramas, del post en concreto, voy hablar de los perfiles de color que es la parte fundamental, para mantener todo esto que hablamos “controlado”

¿Qué es un perfil de color?

Recordamos en un post anterior, qué era un espacio de color;

Un espacio de color es un intento de descripción de la capacidad humana para ver un rango cromático, intenta definir “matemáticamente” que color estás viendo para ser aplicada esta información para diversas utilidades.

Bien pues un Perfil de color viene siendo lo mismo, es un espacio de color pero estandarizado mediante unos parámetros, establecidos por el Consorcio Internacional del Color (ICC) y de aquí ha salido el formato estándar y más usado en el mundo del color, los perfiles ICC.

Un perfil ICC viene siendo un conjunto de datos que contiene la información de entrada o salida del espacio de color de un dispositivo según un estándar. En castellano viene siendo que cada dispositivo de captura o dispositivo que reproduce, o incluso soporte, tiene su propio espacio de color en conclusión.

¿Y para que vale saber esto?

Pero pongamos un ejemplo que todos entendamos, porque al final el día a día, esto se aplica y es un concepto que mucha gente no tiene claro. Utilizaremos el Photoshop CC para explicarlo.

Generamos un archivo nuevo en photoshop, no me importa las características, cualquier A4 en CMYK o RGB me da lo mismo, después nos vamos a:

EDICIÓN > Convertir en perfil…

En mis características de Photoshop tengo cargado en este caso como perfil de origen, Adobe RGB, esto es un perfil de color ICC con sus propias características y sus valores L*a*b* para cada color.

En esta venta que visualizáis en la imagen, es para Convertir, que la usaremos después, como resumen, se divide en 3 partes;

  • Espacio de origen, viene siendo de donde parto, mi información inicial de color.
  • Espacio de destino, a que perfil de color quiero ir, si cmyk, si puramente LAB… Estos perfiles se pueden generar, por ejemplo un perfil de color de un plotter y trabajar con él en Photoshop. Que esto no lo recomiendo y quizás en otros post, comentaré el porqué.
  • Opciones de conversión, que esto lo explicaré en el siguiente post, ya que trae algo de historia detrás.

No pasa nada si tienes otro perfil ICC cargado es para que veas la diferencias de perfil en un mismo color. Sabiendo esto, tenemos ubicado el que estamos usando.


Dentro del documento, vamos hacer un cuadrado de un color, yo lo haré por ejemplo con el que veis a continuación y sus valores en CMYK, RGB y LAB los pondré debajo.

Bien pues ahora volvemos a EDICIÓN > Convertir en perfil… y mantenemos la opción previsualizar, probar a variar perfiles, entre RGB o CMYK y veréis que al convertir un perfil sus valores varían porque transformamos ese color para conseguir la reproducción que más se acerque al original. Varían todos los datos, Lab, RGB y CMYK

Los valores RGB y CMYK es lógico que varíen ya que en ese perfil para sacar el color que quieres la mezcla de RGB o CMYK tiene que ser “X”, ¿pero un color LAB? ¿No es algo fijo? ¿Qué es igual aquí que en china? ¿Es que convertir un espacio de color ICC que viene siendo un espacio LAB a otro LAB, tendría que ser igual no?

Antes de leer lo siguiente, recomiendo leer el otro post sobre Espacio de color.

En otros post decía que los valores LAB en un espacio de color nunca cambian, y esto puede llevar a confusión, un valor LAB es único, en este caso, Adobe RGB es un espacio de color amplio, tienen una gran cantidad de colores, este parche si lo convertimos a sRGB todos los valores LAB varían ¿Porqué? El espacio de color es menor.

En cambio si yo paso de sRGB Adobe RGB los valores en LAB no cambian, por su espacio de color, ya que es mayor, esto de todas formas dedicaré un post para la conversión de color, que se las trae.

Y aquí no queda la cosa, hay otra opción que puede ser útil para entender los perfiles ICC, que es asignar perfil, totalmente distinta a la de convertir, digamos que asignando, le estoy diciendo al software que para “X” valores CMYK RGB son los LAB que tienes exactos en ese espacio, que es mentira. Esto es ya… para cosas concretas, situaciones que puedan surgir en cuanto a reproducción de pruebas, bueno, lo mejor, probarlo.

EDICIÓN > Asignar perfil…

Veréis que la visualización del color cambia completamente, y los valores CMYK  RGB varían pero no serían correctos, ya que la interrelación de los datos RGB, CMYK y LAB no se han convertido al espacio nuevo, hablando claro, se han incrustado los datos ” a machete ” y se ha perdido el concepto inicial de todo esto, conseguir reproducir o acercarse lo posible al color que deseas.

En esta imagen os pongo diversos casos, su origen y que pasa cuando se convierte.

Hasta aquí ¿bien? ¿Porqué esto?

Pues por que esto sucede SIEMPRE, incluso en tu casa con un word que tiene incrustada una imagen mandada a la impresora de casa, esta misma hace una conversión de color  y va reproducir lo que le venga en gana, ya que como es normal, es una impresora de casa, para salir del paso.

También pasa en cualquier agencia de publicidad, fotógrafos y un largo etc. Esto es la base para que la reproducción de los colores que yo deseo como cliente, se lleve a cabo… Claramente no es sencillo pero es controlable, esto a nivel profesional, se llama saber qué es un perfil de color y como se comporta a la hora de trabajar con él, saber que hace y que no hace y actuar en consecuencia.


Tipos de perfiles

Esto podemos concretarlo en dos tipos, perfiles de entrada y salida.

Los perfiles de entrada son para dispositivos como un escáner, una cámara de fotos… Los que vienen captando la imagen, los dispositivos que recogen la información de color, son perfiles unidireccionales. Son siempre perfiles de origen y no de destino.

  • Si es RGB puede ser de matriz, o de tabla. Si es CMYK solo puede ser de tabla,

Y después están los perfiles de salida que se usan para dispositivos como impresoras, offset… Estos pueden ser de origen y de salida, son bidireccionales.

  • Puede ser RGB o CMYK y tienen forma de tabla.  Y puede incluir curvas para regular la cantidad de tinta negra.

¿Qué es un perfil en matriz y en tabla?

En matriz viene siendo perfiles más pequeños de tamaño, quizás sea la forma más simple de hacer conversiones de un espacio a otro.  En cuanto a los que son en tabla, digamos que son más complejos, más pesados, también se denominan Lookup Table o LUT.

Y nos falta los DeviceLink, que no deja de ser un perfil de color, pero diferente.

Un perfil DeviceLink funciona de la siguiente manera, sabemos que el perfil de origen es uno en concreto, y sé que que el perfil de salida, lo tengo identificado y es diferente, esto conllevará una conversión, pues con un DeviceLink estableces un estándar de conversión, digamos que interrelacionas los 2 perfiles entre sí, con un método de conversión propio.

Se basa en tablas, es un perfil unidireccional, ya que se basa solo para la relación de origen y salida, no se usa, como por ejemplo, para reproducir en una pantalla. Es un concepto “distinto” a los anteriores. Con esto te aseguras unas conversiones siempre exactas, evitando la posible alteración de una conversión a otra.

Espero que este post sirva de ayuda, y en caso de algún detalle que se me escape o dudes, coméntalo!


Diego Mondelo

Yo, nacido en Vigo, una gran ciudad, amante de la fotografía, cine, música... y un largo etc tengo este blog para expresar, mi opinión y compartir lo que me más me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.